Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Assassin's Creed: La Hermandad

PlayStation 3


Acción, Aventura

17 14

Europea

Ver Más

Desarrolladoras/s

Ubisoft

Productora/s

Ubisoft

Distribuidoras/s

Ubisoft

Puntuación media
90,00

Análisis

A Ezio lo que es de Ezio

La Roma del Renacimiento está a los pies de un hombre y los que luchan por su causa.

Por Pablo Ayllón Lolo | Publicado el día 20/11/2010 10:31

Nota: los tres primeros párrafos de este análisis contienen datos importantes de la trama de Assassin's Creed II.

¿Qué es lo peor que puede hacer un asesino como Ezio Auditore? La respuesta es bien sencilla: dejar con vida a su peor enemigo tras haber matado a cientos y cientos de guardias. Ése es exactamente el punto en el que Assassin's Creed II le cede el testigo a La hermandad y el desencadenante de una pugna por el poder que podrá al rojo vivo la ciudad eterna. Evidentemente, el salto con respecto a Assassin's Creed II es menor que el existente entre éste y el primero porque, al fin y al cabo, comparten muchas cosas además del contexto histórico. Sin embargo, La hermandad añade cosas suficientes como para ganarse la independencia sin ser Assassin's Creed III.

Tras una pelea delirante contra un Rodrigo Borgia convertido en Papa (de haber sido el actual con el poder de la Fuerza otro gallo habría cantado) al final del excelente Assassin's Creed II, Ezio Auditore de Florencia regresa a Monteriggioni con su tío Mario y el Fruto del Edén, objeto legendario que otorga el poder de controlar a los hombres. Por supuesto, la reacción de los Borgia no se hace esperar: un asalto encabezado por César Borgia, hijo de Rodrigo, culmina en la destrucción de Monteriggioni y el robo del Fruto. Ezio, convertido en un asesino de renombre entregado a los placeres de la victoria, se ve obligado a huir con su familia a Roma para encabezar una cruzada con el objetivo de exterminar a los Borgia. La historia, no muy sorprendente pero con suficientes momentos de interés, también pone en escena con relativa fidelidad a personajes de la talla de Caterina Sforza, Nicolás Maquiavelo, Lucrecia Borgia y Leonardo da Vinci. Casi todos desempeñan un papel significativo y Ezio sigue teniendo porte.

Una vez más, al otro lado de la línea del tiempo y con un mínimo de protagonismo están Desmond Miles y los fugitivos de Abstergo, que deciden instalarse en Villa Auditore para burlar la vigilancia templaria y así poder continuar su peculiar investigación. El Animus, una máquina capaz de analizar la memoria genética, vincula a Desmond con su antepasado Ezio para poder seguir sus pasos por la Italia renacentista y dar con la clave de una conspiración milenaria que descubrimos con Altaïr. Los hechos que se desarrollan en el presente resultan tan intrigantes como siempre, pero seguimos echando en falta un poco más de metraje para Desmond. Eso sí, el anticlímax que tanto nos gusta vuelve para recordarnos que nada es verdad y que todo está permitido.

El desarrollo de La hermandad es clavado al de misiones principales y secundarias de los juegos anteriores, salvo por un matiz. Roma no es tan grande como Tierra Santa o la parte de Italia que recorrimos en Assassin's Creed II pero tiene fácilmente el mismo número de objetivos, así que no perderemos tanto tiempo yendo de un lado para otro a caballo (aunque ahora se puede montar en casi cualquier parte), sobre todo si utilizamos los atajos. No hace falta haber avanzado mucho en el juego para ver el mapa plagado de puntos en los que hay algo que hacer.
1 2 3 4 5 »

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 10 usuarios registrados y 35 invitados.
255 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García