Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Banjo Kazooie: Baches y Cachivaches

Xbox 360


Aventura, Plataformas

6 1

Europea

Ver Más

Desarrolladoras/s

Rare

Productora/s

Microsoft Game Studios

Distribuidoras/s

Microsoft

Puntuación media
75,00

Análisis

¿Y tú de quién eres?

Rare nos presenta una polémica entrega de la serie Banjo-Kazooie que seguro que no deja a nadie indiferente.

Por satsuinohadou | Publicado el día 05/11/2008 18:00

Banjo, Kazooie, Gruntilda, Mumbo Jumbo, Bottles, Klungo y Humba Wumba vuelven a protagonizar una nueva aventura doméstica tras siete años de ausencia. El cambio de propiedad de Rare, su irregular trayectoria en GameCube y el tiempo necesario de adaptación a los engranajes de Microsoft ha provocado que esta serie se salte una generación completa, la de los 128 bits, un hecho que no resulta nada trivial para el enfoque del presente análisis.

Nacido como evolución del concepto Super Mario 64, allá por el año 1998, mezclando componentes ya clásicos de Rare como la obsesión por la recolección de objetos que ya encontráramos en la serie Donkey Kong Country, esta franquicia contó con dos excepcionales entregas para Nintendo 64, convirtiéndose junto a Conker's Bad Fur Day y a Donkey Kong 64 en el póker de ases plataformeros de la compañía para la 64 bits de Nintendo. Sin duda la trayectoria de Rare en Super Nintendo y especialmente en Nintendo 64 se puede considerar como la edad de oro de la compañía. El salto generacional no le sentó nada bien y tanto Star Fox Adventures como en mayor medida Grabbed by the Ghoulies se convirtieron en pálidas sombras del potencial atesorado hacía escasos años. La compañía comenzó a repuntar tímidamente con la reedición de Conker para Xbox, así como con Kameo: Elements of Power, ya para Xbox 360, aunque el regusto dejado por Perfect Dark Zero no resultó todo lo dulce que pudiéramos esperar.

Siete años de ausencia son muchos, pero si lo trasladamos al género de los plataformas 3D se convierte en un mundo. Desde la salida de Super Mario 64 y los dos Banjo de Nintendo 64, el género ha presentado una errática evolución. Contamos con títulos destacables como Jak & Daxter de PS2 o los Crash Bandicoot de PSone, estos últimos con un desarrollo guiado por estrechos pasillos que dejaban escaso margen de libertad para aprovechar la principal ventaja del género en su traslado a las 3D: la exploración y la introducción de elementos aventureros. Series como Spyro o Gex gozaban de cierto respeto, aunque quedaban lejos de los estándares de calidad conseguidos por Nintendo o Rare. A partir de ese punto comenzaba la lucha por la innovación. Ya no se podían repetir conceptos de forma tan descarada si uno no quería recibir las críticas de público y prensa. De esta forma llegaban los magníficos Ratchet & Clank, que combinaban acción, disparos y plataformas con un marcado sentido del humor, o la evolución de la franquicia Jak & Daxter de Naughty Dog, que tomaba incluso algunos elementos de los GTA de Rockstar. Incluso Nintendo aplicaba ciertos cambios a la fórmula de Mario, concretamente mediante la inclusión de una herramienta: el Aquac que modificaba el sistema de saltos y habilidades y finalmente influía en demasía en la curva de dificultad y en el espíritu del juego.

Rare se ha mantenido ajena a toda esta evolución y tras años y años de rumores se ha enfrentado a la resurrección de la serie Banjo-Kazooie. Todos estos años los han empleado en publicar dos entregas portátiles para Game Boy Advance. Estamos hablando de Banjo-Kazooie: Gruntilda's Revenge, una aventura en perspectiva isométrica con ciertos componentes roleros, así como el discreto juego de carreras Banjo Pilot. Ya desde el arranque de Baches y cachivaches nos encontramos con alusiones humorísticas al "desgastado" espíritu de las versiones de Nintendo 64. La obsesión coleccionista, que llega a protagonizar un ridículo logro, el esquema de habilidades que queda denostado en esta versión e incluso el desarrollo por desafíos dentro de un mismo mundo que se ridiculiza llevando al extremo el argumento del juego nos dejan claro que Rare no va a ofrecer más de lo mismo en este título.

Banjo-Kazooie: Baches y cachivaches basa el 90% de su jugabilidad en el control de vehículos terrestres, aéreos y marítimos. Hasta cierto punto no debe extrañarnos este giro, ya que el personaje de Banjo nació en el juego de carreras Diddy Kong Racing de Nintendo 64, que mezclaba el enfoque de arcade de carreras alocadas con ciertos componentes aventureros. Además en este juego de Nintendo 64 se incluían también vehículos aéreos, terrestres y marítimos. El estreno de Banjo en Game Boy Advance debería haber sido Banjo Pilot, incluyendo el sensor de movimiento de Yoshi's Universal Gravitation para trasladar los movimientos de la consola al manejo de los vehículos del título. Rare ha estimado que ofreciendo una jugabilidad centrada en los vehículos y un completísimo editor de los mismos mediante un amplísimo catálogo de planos y piezas conseguiría personalizar la experiencia de juego y a la vez enganchar a un nuevo público. Indudablemente, para crear nuestros Lego-vehículos no debemos tener conocimientos previos del mundillo de los videojuegos ni de la serie en particular, pero al decidir tales medidas Rare comenzó a adentrarse en un terreno muy pantanoso.
1 2 3 4 5 6 7 8 9 »

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 20 usuarios registrados y 124 invitados.
358 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García