Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Castlevania: Curse of Darkness

PlayStation 2



Análisis

La forja de un destino

KCEJ vuelve a intentar ofrecernos un Castlevania 3D digno de entregas como Symphony of the Night o Dawn of Sorrow, descubre si lo han logrado.

Por satsuinohadou | Publicado el día 14/02/2006 12:41

Antes de entrar de lleno en lo referente a nuestros personajes de apoyo, debemos mencionar que a lo largo de la aventura iremos consiguiendo ciertos materiales que serán muy útiles a la hora de crear nuevas armas, armaduras, cascos. Cuantos más ítems de este tipo creemos, más y mejores objetos podremos crear, ya que en muchas ocasiones hay que reutilizarlos y combinarlos para crear las armas más potentes.

Dispondremos en los mapeados de los clásicos puntos de salvado donde tanto nosotros, como nuestro Demonio Inocente, recuperaremos todos nuestros parámetros de vida. En este caso será una silla donde Héctor se sentará con una pose que nos recordará muy mucho a algunos bocetos de Alucard, en general el diseño del personaje tiene ese toque vampírico clásico ya en diseños como los de los Soma Cruz, Alucard o incluso el protagonista de Lament of Innocence o Harmony of Dissonance. Además dispondremos de unas cámaras desde donde podremos transportarnos rápidamente a otras zonas, sin tener que recorrer de un extremo al otro todo el mapeado.

En ciertas salas de algunas zonas encontraremos unos demonios que podremos añadir a nuestro grupo al usar la habilidad de forja demoníaca. Estos Demonios Inocentes sustituyen a los Familiars de Symphony of the Night, y tomarán parte activa en los combates. Disponemos de varios tipos de demonios, desde hadas que podrán sanarnos o abrir cofres, gólems de enorme fuerza, muy útiles para el combate cuerpo a cuerpo, y que emplearán su fuerza para abrir verjas, demonios de tipo pájaro, que nos permitirán planear colgados de sus garras para superar desniveles, magos que lanzarán hechizos de lo más variado, incluso parar el tiempo, diablos que podrán tragarse a Héctor para pasar por estrechas aberturas, así como la calabaza.

Estos demonios mostrarán una lealtad absoluta a Héctor, no pueden morir, aunque si pierden toda su salud pasarán a la forma de espíritu, hasta que recuperemos cierto nivel de corazones, momento en el que volverán a la acción. Los demonios inocentes pueden otorgar cambios de estado a Héctor, algo que podremos comprobar en la ficha de personaje. Cada vez que reciban daño o utilicen una habilidad, su energía de corazones disminuirá.

Estos demonios inocentes subirán de nivel y adquirirán nuevas habilidades a través de un sistema de evolución en árbol. En función del arma que llevemos, más concretamente de su tipo, al derrotar a los enemigos, obtendremos unos cristales de ciertos colores, azul, rojo, verde, blanco, al reunir un número determinado de estos cristales, nuestro personaje evolucionará y se transformará en diferentes tipos de diablo. Además según vaya subiendo de nivel al recibir experiencia, para lo cual deberemos haberlo invocado previamente, obtendrá nuevas habilidades, y subirá sus puntos de salud.

El sistema de control de los demonios inocentes es múltiple. Podremos manejarlos manualmente, seleccionando en cada caso la habilidad a utilizar, no atacará si no se lo decimos, el demonio apuntará al enemigo al que esté mirando Héctor, y activaremos su habilidad con triángulo, seleccionando con el pad digital de entre las disponibles la que deseamos tener en primer plano.

También podremos ponerlo en modo defensa, momento en el que creará un campo de energía a su alrededor, dentro del cual podremos introducirnos, y que con cada ataque se irá reduciendo hasta desaparecer, aunque gradualmente se recuperará. El modo automático hace que el Demonio Inocente seleccione sus acciones siguiendo su propia lógica, normalmente lo más recomendable.

La parte inferior izquierda de la pantalla nos muestra estos indicadores de la habilidad y el modo de inteligencia artificial del Demonio Inocente, mientras que debajo de la barra de salud de Héctor, veremos la correspondiente a la del demonio.

Podremos cancelar la evolución del demonio, haciendo que no cuenten temporalmente los cristales, algo útil si antes de que evolucione queremos que consiga todas las habilidades de la forma actual, a través de la subida de niveles.

Cada cierto tiempo los demonios inocentes expulsarán un fragmento demoníaco que podremos dejar en la tienda de Julia, así como podremos crear un nuevo demonio empleando la forja demoníaco. Sólo podremos llevar un demonio de cada tipo a la vez, teniendo que dejar el otro a cargo de Julia. De esta forma podremos conseguir nuevas variedades en función de la rama escogida dentro del árbol de evolución.

Deberemos mantener un buen nivel para nuestros compañeros, por lo que antes de ciertos enfrentamientos contra jefes, indicados por la puerta con la calavera, la misma de Lament of Innocence, habrá que entrenar, especialmente hacia el final de la aventura. Además tendremos que escoger sabiamente al compañero y arma adecuados para cada enfrentamiento.
« 1 2 3 4 »

Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 18 usuarios registrados y 89 invitados.
1417 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García