Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

El Shaddai: Ascension of the Metatron

PlayStation 3


Aventura

1

Japonesa

Ver Más

Desarrolladoras/s

Ignition Entertainment

Productora/s

Konami

Distribuidoras/s

Konami

Puntuación media
70,00

Análisis

¿Dónde está tu Dios ahora?

El Shaddai es una delicia para los ojos y una nueva forma de entender un género.

Por Pablo Ayllón Lolo | Publicado el día 08/09/2011 10:06

Un juego basado en un texto bíblico sólo aceptado por ciertas iglesias tiene que llamar por fuerza la atención. Ése es exactamente el caso de El Shaddai: Ascension of the Metatron, arriesgado en el título y en prácticamente todo lo demás. Ignition es especialista en juegos difíciles de clasificar y valorar, como Muramasa: The Dragon Blade y Deadly Premonition, de ahí que estemos en una situación un tanto comprometida. Maravillará a unos, espantará a otros, pero ninguno será capaz de quitar la vista de la pantalla.

El Shaddai, "Dios todopoderoso" para los judíos, toma como referencia el Libro de Enoc para construir la historia desde otra perspectiva. Enoch, ancestro de Noé, tiene encomendada la misión de expulsar a siete ángeles caídos de siete pisos de una torre para evitar que el terrible Diluvio arrastre consigo a toda la humanidad. Enoch no dice una palabra en todo el juego, pero para eso está el ángel de la guarda Lucifel, que además de narrar la historia y guiar a Enoch es el único que tiene contacto directo con el de arriba.

Si bien es verdad que El Shaddai toma prestados los personajes y criaturas del manuscrito original, no se puede decir que tenga un enfoque religioso. Al fin y al cabo, Enoch aparece representado como un joven rubio tipo anime con armadura blanca y vaqueros (que encima se pueden comprar según nuestras investigaciones) y Lucifel como un tipo misterioso vestido de negro que se pasa el día atendiendo a Dios por el móvil. Y no hemos hecho más que empezar. La trama tiene no pocos momentos de elevada carga emocional, pero también parece empeñada en confundir constantemente al jugador con diálogos poco o nada hilados hasta el anticlímax. No obstante, esto está avisado desde el comienzo porque, para bien o para mal, El Shaddai es puro artificio.

A diferencia de otras aventuras de acción, en el juego de Ignition no hay lugar para combinaciones de golpes complejas ni habilidades que se desbloquear progresivamente. Sólo hay un botón de ataque que varía su efectividad con la sincronización de las pulsaciones y tres únicas armas con distintas propiedades. La primera es un arco que en realidad se utiliza a modo de espada, la segunda un conjunto de lanzas flotantes que disparan rayos y la tercera un escudo pesado que se transforma en un par de guanteletes. Aunque de vez en cuando aparecen en los escenarios, el método más frecuente de hacerse con ellas es arrebatárselas al enemigo cuando haya bajado la guardia. Hay que tener en cuenta que todas las armas se resienten con el uso y que hay que purificarlas con frecuencia para preservar su poder, acción que deja a Enoch vulnerable durante unos segundos.

Al principio puede costar hacerse con el sistema, en parte por culpa de unos tutoriales que difícilmente podrían ser más vagos, pero es cuestión de descubrir las debilidades de los adversarios y dominar tanto la defensa como las esquivas para salir airosos de toda situación. La clave está en utilizar el arma adecuada en cada momento, hecho que no hace los combates fáciles pero sí muy mecánicos a medio plazo.
1 2 3 »

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 22 usuarios registrados y 160 invitados.
244 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García