Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

God of War Collection

PlayStation 3



Análisis

El alfa y el omega de la brutalidad

Los dos primeros God of War son tan divertidos como el primer día.

Por Pablo Ayllón Lolo | Publicado el día 07/05/2010 07:28

Últimamente no sale tan caro jugar a lo mejor de cada casa. Ahí tenemos Super Street Fighter IV de Capcom, Grand Theft Auto: Episodes from Liberty City y, por supuesto, God of War Collection, la recopilación de los dos primeros títulos protagonizados por Kratos que los compradores de la edición del coleccionista (y la del fetichista) ya pudieron disfrutar. Ya sea uno conocedor o neófito, con God of War III todavía en el candelero es el mejor momento para echar el guante a dos clásicos entre los clásicos de la época de PlayStation 2, en particular porque llegan totalmente adaptados a la alta definición. Como si el tiempo no pasara por el fantasma de Esparta, vamos.

Aunque God of War III resume los hechos narrados en God of War (2005) y God of War II (2007), nunca está de más conocer al dedillo los detalles más escabrosos del pasado de Kratos, el antihéroe número uno. ¿Quién se atreve a decir que no y enfrentarse a las consecuencias? Que se lo digan a la hidra, a Perseo, al guardián del Hades, a Ares, a las gorgonas, al kraken y al mismísimo coloso de Rodas. El plan de rescate a Grecia no es nada en comparación con el que hizo falta tras el paso del espartano.

God of War nos pone por primera vez en el pellejo de Kratos, un guerrero despiadado que venció a un enemigo imposible con la ayuda de Ares, dios de la guerra. Engañado, Kratos mató a su familia a sangre fría, tragedia que siempre tendría presente por culpa de dos estigmas: las espadas del caos ancladas a sus brazos y las cenizas de sus seres queridos, adheridas a su piel hasta el fin de los días. Cegado por la venganza y por el deseo de arrebatar el trono a Ares, el espartano recorre la Hélade con la ayuda de Atenea y otros seres míticos en busca de la caja de Pandora, única arma que encierra el poder necesario para hacer frente a un dios.

God of War II nos presenta a un Kratos ya convertido en deidad que es incapaz de olvidar lo que le sucedió a su familia. Los demás moradores del Olimpo se niegan a liberarle de sus pesadillas, así que decide partir con su ejército hacia Rodas y empezar la conquista de Grecia. Zeus, su padre, promete otorgarle un poder imaginable gracias a la espada del Olimpo. Sin embargo, cuando Kratos tira de la empuñadura pierde todos sus poderes y se convierte en un triste mortal. Tras una pelea en clara desventaja contra Zeus, los titanes salvan a Kratos y le revelan la forma de acabar con su padre: encontrar a las parcas y utilizar su telar para volver atrás en el tiempo.

Como muchos sabrán, lo siguiente ya es God of War III. El título de Playstation 3 tiene muchas virtudes, como unos combates divertidos a la par que profundos, un desarrollo espectacular, muertes violentas a mansalva (sin duda una de las señas de identidad de la serie junto a los minijuegos de botones) y enemigos finales imponentes. El caso es que todo eso ya estaba en God of War y, por extensión, God of War II, dos títulos veteranos que no han perdido un ápice de diversión macabra. En efecto, jugar uno es como jugarlos todos, pero cada uno tiene sorpresas más que suficientes como para no soltar el mando durante al menos veinte horas, que es lo que nos puede llevar superar God of War Collection y echar un ojo al contenido adicional.
1 2 3 »

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 18 usuarios registrados y 154 invitados.
266 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García