Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Los Sims 3: ¡Menuda familia!

PC



Análisis

Travesuras, hormonas y crisis

Esta nueva expansión de Los Sims 3 pretende expandir las posibilidades de acción de cada franja de edad.

Por Rodrigo Aliende | Publicado el día 01/07/2011 07:09

Los Sims 3 sigue creciendo y ya tenemos entre nosotros una nueva expansión, con la siguiente ya anunciada (¡Vaya fauna!). En ¡Menuda familia! la atención se centra en las diferentes etapas de la vida y se amplían las posibilidades de cada una de ellas. El problema de esta expansión es que sus novedades no se ven a primera vista y no da la sensación de estar ante una totalmente nueva, a diferencia de las anteriores.

Comenzamos por la infancia, esa etapa caracterizada por la inocencia y la despreocupación por todo. El propósito de los niños es jugar y pasarlo bien, ya sea con sus amigos tangibles o intangibles (no es que nos hayamos vuelto locos, ahora mismo lo explicamos). Los pequeños más solitarios y faltos de cariño pueden tener un amigo imaginario para satisfacer sus necesidades más básicas. Obviamente, con esa edad también hay responsabilidades, como hacer la cama o limpiar la mesa, pero para eso tenemos a nuestro amigo imaginario al que podremos pedir ayuda en cualquier momento. Tampoco hay que abusar de esto, más por la salud mental de los de su alrededor que por otra cosa. Las reacciones de los demás Sims son dignas de ver. Con el paso de los años, los amigos imaginarios se dejan atrás, pero puede que se hayan forjado vínculos de amistad muy fuertes. En tal caso, y cuando nos hagamos mayores, tenemos la posibilidad de investigar en el campo de la química y hacer que el amigo que otrora era imaginario sea real. El equipo de química también tiene otras utilidades, como crear pociones que mejoren el humor o mejorar las bromas pesadas de los adolescentes.

También hay hueco para los Sims más traviesos aún siendo niños. Por ejemplo, podemos colarnos en el ordenador del padre para tenderle una trampa y la próxima vez que lo encienda se lleve un buen susto. Otros lugares nuevos para jugar son la casa del árbol, al más puro estilo Los Simpson, o en los columpios. Además, los niños pueden disfrazarse de astronautas y las niñas de princesas, entre otras opciones.

Lo próximo es la adolescencia, ese cúmulo de hormonas y ganas de fiesta. La principal novedad de este grupo de edad son las bromas. Éstas pueden ser bien en el exterior o durante las clases. En el último caso no vemos lo que ocurre, simplemente un texto nos cuenta lo que ha ocurrido; por ejemplo, soltar ranas en medio del laboratorio de química. También existe la posibilidad de colocar una bolsa ardiendo con excrementos dentro delante de la casa del vecino o tirar huevos a su fachada. Los clásicos nunca se pierden.

Aunque por estas latitudes no es algo muy común, los bailes de graduación están presentes en el juego. Después de tanto verlo en películas, podemos revivirlo en Los Sims. Revivirlo quizás sea muy exagerado, ya que, por desgracia, vemos lo mismo que cuando nuestro Sim se va a trabajar: nada. Cada cierto tiempo un texto nos informa de lo que está ocurriendo, pero no podemos controlarlo.
1 2 »

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 5 usuarios registrados y 39 invitados.
293 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García