Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Lost Planet 2

PlayStation 3


Shooter, Shooter en 3ª Persona

2 5

Europea

Ver Más

Desarrolladoras/s

Capcom

Productora/s

Capcom

Distribuidoras/s

Koch Media

Puntuación media
76,00

Análisis

La gran mariscada

Capcom nos propone regresar a E.D.N. III, un planeta que ha cambiado mucho desde el primer juego.

Por Pablo Ayllón Lolo | Publicado el día 14/05/2010 03:17

Casi cuatro años y medio ha tardado Capcom en poner a la venta la continuación de todo un veterano como Lost Planet: Extreme Condition, cosa rara en los tiempos que vivimos. La empresa ha invertido muchos esfuerzos en dar a conocer Lost Planet 2, algo lógico si pensamos que se trata de uno de sus títulos más importantes para 2010 con Monster Hunter Tri y el futuro Dead Rising 2. ¿La espera ha merecido la pena? Difícil de responder. Todo depende del perfil del jugador interesado.

La historia de Lost Planet 2 se desarrolla en E.D.N. III, el planeta que conocimos en el primer juego. No obstante, el fin de la glaciación ha dado un cambio radical al entorno, ahora poblado de una densa vegetación a la que los piratas han sabido adaptarse a la perfección. El juego se centra en la lucha que emprenden diversas facciones entre sí, pero también contra las criaturas autóctonas del planeta conocidas como Akrid. En otras palabras, hay varios protagonistas con un punto en común: todos son totalmente indefinidos. A estas alturas no esperamos un gran guión de parte de Capcom (ahí están Devil May Cry 4, Resident Evil 5 y Dark Void para confirmarlo), pero es que Lost Planet 2 ni siquiera intenta ser mínimamente conexo hasta los últimos compases de la aventura. Paradójicamente, en este sentido es mucho más frío que su predecesor.

El control de Lost Planet 2 es prácticamente el mismo que el del juego original. Estamos ante un shooter en tercera persona en el que los saltos, el uso del gancho y unos vehículos muy particulares llamados Vital Suits (en adelante, VS) desempeñan un papel fundamental. Los dos últimos elementos han adquirido más relevancia, todo un acierto, pero el mayor cambio está en el desarrollo de la campaña, claramente enfocada al juego cooperativo. Es cuestíón de gustos, pero la realidad es que en solitario no da tanto de sí como debería.

No adelantemos acontecimientos y expliquemos la estructura del modo principal. La campaña de Lost Planet 2 consta de seis episodios, cada uno dividido en un número variable de capítulos. Al empezar o retomar la partida tendremos que elegir el nivel de dificultad, una de las variantes del fuego amigo y, lo que es más importante, si queremos que los tres personajes que nos acompañan dependan de la inteligencia artificial o sean otros jugadores por Internet. Por supuesto, también podemos unirnos a otras partidas, pero sólo si transcurren en uno de los capítulos que ya nos hayamos pasado en solitario o en compañía. Y mejor en compañía, como casi todo lo bueno de la vida.

Sin ser especialmente memorable, la campaña de Lost Planet 2 consigue captar el interés del jugador con unos escenarios variados, un arsenal muy respetable y la diversión inherente a las explosiones. De hecho, las explosiones del juego son de las mejores que hemos visto. Por desgracia, los objetivos se reducen a exterminar grupos de los Akrid más agresivos (en particular los jefes, cuya espectacularidad es directamente proporcional a la cantidad de vida que tienen) y activar los postes de datos que también sirven para completar el minimapa. En cualquier caso, todos los episodios tienen sus momentos, en particular los que siguen al tercero, tan bonito como frustrante.
1 2 3 »

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 24 usuarios registrados y 182 invitados.
348 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García