Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Prince of Persia: Trilogía

PlayStation 3


Aventura de Acción

2 1

Europea

Desarrolladoras/s

Ubisoft

Productora/s

Ubisoft

Distribuidoras/s

Ubisoft

Puntuación media
80,00

Análisis

Retrocediendo con las arenas

Ubisoft renueva la trilogía de Las arenas del tiempo, gracias a la cual podremos volver a vivir las aventuras del príncipe.

Por Rodrigo Aliende | Publicado el día 03/12/2010 08:39

Entre el año 2003 y 2005 apareció la trilogía de Las arenas del tiempo de Prince of Persia. Fue el salto a las tres dimensiones después de un pequeño letargo de la serie y para muchos fue la forma de conocer al príncipe, ignorantes de que en 1989 Jordan Mechner comenzó estas aventuras dignas de Las mil y unas noches.

Con la moda de sacar remasterizaciones (God of War, Sly Racoon), Ubisoft ha aprovechado el momento para relanzar la trilogía y darle un pequeño lavado de cara. Inevitablemente, los años pasan incluso para el poseedor de la daga del tiempo y esto pesa un poco en el conjunto total. Pero mejor vayamos paso por paso y no adelantemos acontecimientos.

Las arenas del tiempo cuenta la historia del príncipe (nunca se habla de su nombre), quien, junto a su padre el rey Shahraman, conquista la ciudad del Maharajá y, como premio por la victoria, se llevan un reloj de arena hasta la ciudad de Azad. Allí, el malvado visir incita al príncipe a utilizar la daga de tiempo en el reloj, lo que acaba con todos los presentes convertidos en criaturas de arena, incluido el rey. A partir de ahí, la relación entre la princesa Farah y el príncipe se hará más cercana y tendrán que colaborar para vencer al visir.

La principal baza del juego son las acrobacias. La increíble agilidad del príncipe nos permite desplazarnos con rapidez a lo largo de un escenario complejo y lleno de trampas y puzles. Hacerse con el control es fácil y una vez lo consigamos, nos podremos mover como peces en el agua y correr por las paredes como si fuera el mismo suelo. Aunque las sensaciones de libertad y diversión siguen siendo las mismas que el primer día que probamos el juego original, se nota el paso del tiempo en las posibilidades de interactuación. La jugabilidad en este tipo de juegos ha avanzado mucho y, si después de una sesión a Assassin's Creed: La hermandad, ponemos Las arenas del tiempo, apreciaremos esta evolución.

Aun así, los puzles mantienen su alta calidad y no siempre será sencillo avanzar. Es una lástima que el propio juego nos dé casi todo ya mascado. Cada vez que entramos en un punto de guardado, vemos una serie de visiones que nos indican lo que ocurrirá y lo que tendremos que hacer unos minutos más tarde. Por no hablar de la cámara que, cada vez que entramos en una habitación nueva, nos señala discretamente cada paso que tenemos que seguir.

Pero no todo es resolver puzles y evitar trampas mortales en Las arenas del tiempo, también hay lugar para el combate. En este parte se juntan muchos problemas. Primero, la lista de combos es muy pequeña, con muy pocas combinaciones entre la espada y la daga. Segundo, los movimientos son muy lentos para la cantidad de enemigos que aparecen, que en ocasiones da la sensación que no terminan de venir. Tercero, la cámara es insoportable, sobre todo en recintos cerrados, y nos provocará más de una muerte. Por todos estos problemas desearemos que las peleas se acaben antes de que empiecen y estropean un poco los demás apartados del juego.

En cuanto a los apartados técnicos, el tratamiento estético se nota a primera vista. Nuestros ojos agradecerán la mejora de las texturas, la mayor resolución, el anti-aliasing y demás técnicas, aunque sí que se aprecian algunas deficiencias en el trabajo de renovación. La ambientación, por otro lado, sigue siendo muy buena, haciéndonos sentir como en un antiguo palacio de Oriente. Por su parte, el sonido no llega al mismo nivel. La voz del príncipe simplemente lee su texto y no pone énfasis alguno, salvo en ocasiones contadas de ironía. Además, cuando habla en voz alta, se escucha un eco incomprensible y en un volumen demasiado bajo, algo que no ocurre cuando piensa para sus adentros.

De Las arenas del tiempo pasamos a El alma del guerrero, un salto que, aunque no lo parezca, es muy grande, para bien y para mal. Los acontecimientos ocurren después de siete años del primero, con el príncipe involucrado en una frenética huida del Dahaka, el guardián del tiempo. En un intento desesperado por cambiar su futuro, viaja a la isla del tiempo donde se crearon las arenas para eliminarlas de una vez por todas. "No puedes cambiar tu futuro. Nadie puede", son las palabras que retumban a lo largo del juego en la cabeza del príncipe.
1 2 »

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 5 usuarios registrados y 49 invitados.
264 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García