Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Patapon

PlayStation Portable



Avance

PATA - PATA - PATA - PON !!

Sony Japón demuestra una vez más su capacidad de innovación con este nuevo título que sigue la estela de LocoRoco.

Por Vaulan Ignis | Publicado el día 18/12/2007 20:51

Que los japoneses están un poco locos no es ninguna novedad. El país de los hikkikomori, de las fábricas de muñecas hinchables al gusto del consumidor o de Takeshi Kitano ya no nos va a sorprender. O sí. Sony Entertainment Japón ya tiene un nuevo título para dejarnos a cuadros a propios y extraños: Patapon (el nombre ya se las trae). Los mismos que nos dejaron con la boca abierta con juegos musicales como Parappa The Rapper, Vib Ribbon (posiblemente el juego más "friki" de la historial) o Um Jammer Lammy y más recientemente el plataformas Loco Roco, ahora prepara un juego de acción con guerreros diminutos que ya ha fascinado a medio Japón.

Y ahora os preguntareis, ¿de dónde viene el nombre? Pues bien, los Patapon son una orgullosa raza guerrera ancestral que pese a lo monos que parecen ser por fuera, son de armas pelar. Su cometido es buscar un objeto por toda la Tierra llamado IT. Objetivo ordenado por los el sonido de los tambores de guerra de la deidad a la que adoran y llaman "Almighty" (que seguramente sea traducido aquí por "Todopoderoso"). Por esta búsqueda tuvieron que pagar un precio muy caro, ya que el ejército de los malvados Zigoton tomó sus tierras por lo que tuvieron que exiliarse. Los tambores de su dios desaparecieron y muchos de los Patapon murieron, por lo que su fe en el "Todopoderoso" decrecía por momentos. Finalmente sólo queda uno de la tribu que cree que "Todopoderoso" volverá, Hatapon. Finalmente, los tambores de guerra suenan o lo que es lo mismo "Todopoderoso" está de vuelta. Hatapon coge su estandarte y comanda a sus tropas de nuevo a la batalla.

Y aquí viene la sorpresa, no serán ni Hatapon ni cualquier otro Patapon. Al principio del juego se te dará la posibilidad de dar nombre a "Todopoderoso" y pasarás a controlarlo. Nada mejor para nuestros egos. También te darán un tambor el cual tendremos que tocar para guiar a nuestras tropas al son del "PATA PATA PATA PON". Tú lo tocas y Hatapon canta. Vamos, un cuelgue. En total habrá más de treinta misiones repartidas en 20 mundos en 2D completamente distintos. Entre otras órdenes, según cómo toquemos los bombos, les ordenaremos que ataquen, que se reagrupen, que defiendan, o que avancen líneas.

La mecánica de juego es bastante sencilla. En los márgenes exteriores de la pantalla aparecerá el ritmo que deberás seguir para realizar una orden a tus tropas. Todo se basará en simples comandos de cuatro botones. Por ejemplo, cuadrado, cuadrado, cuadrado, círculo para avanzar a la tribu o círculo, círculo, cuadrado, círculo para que ataquen a los enemigos o los obstáculos con lo que nos iremos encontrando por el camino. Una vez hecho esto, Hatapon cantará al son del tambor y las tropas obedecerán a tus órdenes. Si les ordenamos constantemente que hagan lo mismo haremos combos lo que posibilitará que tarde o temprano entren en "Fever mode", un estado de ánimo en el que estarán sobreexcitados y en el que todos los Patapon se moverán mucho más rápido y realizarán ataques más devastadores. Por lo que respecta a los enemigos la variedad será tal que tendremos que enfrentarnos a cangrejos, torreones repletas de enemigos, peces gigantes, monstruos gigantescos, dragones y por supuesto, hordas de malvados Zigoton.

Este árbol marchoso nos ayudará en nuestra aventura

Los Patapon luchando contra un cangrejo gigante

Arriba a la izquierda podemos ver la vida que les queda a nuestros Patapon
1 2 »

Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 2 usuarios registrados y 89 invitados.
481 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García