Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Jam with the Band

Nintendo DS


Variedades

3 1

Europea

Ver Más

Desarrolladoras/s

Nintendo

Productora/s

Nintendo

Puntuación media
87,00

Avance

Primeras Impresiones Jugables

Tras muchas horas de juego continuado, mucha música, ritmo y composición, ofrecemos las primeras impresiones jugables de uno de los grandes títulos de Nintendo DS en el lanzamiento japonés.

Por Whiz | Publicado el día 14/02/2005 20:19

Uno de los juegos para Nintendo DS que ha pasado desapercibido para los occidentales pero que ha tenido un relativo éxito en Japón es Dai Gassou! Band Brothers, un título musical que tiene una curiosa historia en su desarrollo y que según las últimas informaciones dadas desde EEUU, llegará a estos lares bajo el nombre de Jam with the Band. En un principio ideado para Game Boy Advance como Game Boy Music, el proyecto al final se descartó debido a las limitaciones técnicas de la anterior portátil de Nintendo, y el anuncio realizado en aquel Tokyo Game Show se perdió en el tiempo, olvidado por casi todo el mundo. Lo que nadie esperaba a estas alturas es que el desarrollo hubiera seguido adelante en secreto, y adaptado para la nueva Nintendo DS. El equipo encargado ha tenido así mucho tiempo para finalizar el juego y gracias a ello ha sido posible verlo en las estanterías durante el desembarco de la consola en Japón. Nosotros nos hemos hecho con una copia, y podemos ir adelantando muchos detalles del mismo en este "Primeras Impresiones".

El principio
Al abrir el juego, lo primero que llama la atención es que viene en una caja de cartón más grande de lo normal. Dentro, encontramos el empaquetamiento estándar de los lanzamientos para Nintendo DS y, para nuestra sorpresa, unos pequeños cascos azules oficiales y especialmente diseñados para Band Brothers. Un buen detalle que esperamos se mantenga en nuestras tiendas si el título acaba llegando.

Una vez ojeadas las instrucciones -son pequeños posters explicativos en perfecto japonés, uno por cada modo de juego, no el clásico libreto grapado-, introducimos el cartucho en la ranura correspondiente y encendemos la portátil. tras una corta introducción que nos pone en situación, el menú principal nos ofrece disfrutar de los siguientes modos: Single Play, Band Play, Edit y una especie de tutorial, además de las opciones en las que entre otras cosas podemos borrar todo la memoria, cambiar el tipo de sonido entre surround, estereo, mono o cascos, y encender o apagar la retroiluminación. Probamos directamente la modalidad individual y tras comprobar que el elenco de melodías es muy amplio -casi 40, cada una con sus correspondientes intrumentos- decidimos tocar una al azar, en este caso un clásico de la saga Zelda que se puede escuchar por ejemplo en Ocarina of Time. Hemos seleccionado una especie de trompeta que tiene una dificultad de 3 estrellas sobre un máximo de 5, algo intermedio. Una vez comienza la partida, en la pantalla superior observamos una secuencia de teclas y un indicador que va avanzando ritmicamente hacia ellas, mientras que la de abajo nos dice que tal lo estamos haciendo. El sistema de juego no podía ser más sencillo: hay que pulsar correctamente la secuencia, manteniendo la tecla pulsada según su duración, y siempre cuidando no equivocarnos.
Al principio, sólo está disponible el modo fácil y únicamente tendremos que preocuparnos de pulsar o la cruceta direccional o uno de los 4 botones de acción principales, indistintamente. Pero pronto le pillaremos el truco al sistema, y superaremos los retos que nos permitirán pasar al siguiente nivel, y que ya nos exige presionar una de las cuatro direcciones concretas o uno de los botones A, B, X, Y. La cosa se complica hasta cotas insospechadas en la dificultad Pro, la más alta, en la que también tendremos que pulsar y mantener debidamente los gatillos R y L para hacer sostenidos y cambiar de escala, al tiempo que seguimos la secuencia marcada. Una verdadera locura para los dedos y para la coordinación, endiabladamente complicado.

Tratando un poco más en profundidad la jugabilidad y diversión que ofrece el modo para una sola persona, no podemos pasar por alto la cantidad de horas que puede robarnos este a priori sencillote juego. Como ya hemos dicho, hay cerca de 40 canciones (divididas en categorías: J-Pop, Anime, Tradicionales, Clásicas y Nintendo) y cada una de ellas está tocada por varios instrumentos, hasta un máximo de ocho. Y es ésta la mayor diferencia de Jam with the Band con el resto de títulos del género musical, nosotros nos encargaremos de tocar uno solo de los instrumentos que componen cada melodía, dejando el resto para la CPU y sintiéndonos así parte de una banda. Además, esta peculariedad alarga sobremanera la duración, ya que no es lo mismo encargarse de los timbales que de la batería en el theme principal de Super Mario Bros. Por último, los retos del submodo desafio nos irán abriendo paso en las distintas dificultades disponibles, y el juego evalúa nuestra actuación de 0 a 100 al acabar cada composición, lo que también incitará a los "piques" por conseguir aumentar la nota obtenida.

El modo individual permite tocar cualquier canción desbloqueada o ir mejorando nuestro ritmo

hay que seguir el ritmo con mucho cuidado si se quiere conseguir una gran puntuación
1 2 »

Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 20 usuarios registrados y 173 invitados.
460 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García