Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Sly 3: Honor Entre Ladrones

PlayStation 2



Avance

¡Ese mapache me ha robado la cartera!

Tras dos notables primeras entregas, Sly, uno de los animales más sinvergüenzas del panorama videojueguil regresa con toda su tropa dispuesto a elevar el listón. ¿Lo conseguirá?.

Por JarTas | Publicado el día 27/06/2005 22:32

Antes de comenzar a citar las virtudes y defectos de "Sly 3:Honor Among Thieves", es imprescindible echar un vistazo atrás en el tiempo para previamente enumerar las virtudes y defectos de la saga en sí. Esta serie de juegos, que comenzó allá en el 2003, continuó en 2004 pretende alcanzar su punto culminante este mismo año, pues pese a esta fea costumbre de recibir una entrega anual al más puro estilo "quema-sagas", los chicos de Sucker Punch están obcecándose en ampliar las miras de su franquicia, enfatizando los elementos de acción y aventura sobre los que predominaban las plataformas, género "oficial" de las dos primeras entregas.
Que vamos a contaros sobre este peculiar universo que no sepais. El origen de esta licencia, (una de tantas propiedades intelectuales pertenecientes a Sony, y en consecuencia, exclusiva para sus formatos) comenzó, como ya hemos dicho, en el año de 2003, con la salida al mercado de "Sly Cooper", un plataformas de tinte humorístico que incluía en su desarrollo elementos de juego de acción-aventura, y cuyo potencial para llamar la atención del vulgo se sostenía en la figura de su protagonista, un carismático mapache "amigo de lo ajeno", así como su característica estética de dibujos animados, que hace uso del ya extendidísimo cel-shaded, tan de moda en aquellos tiempos tras la polémica presentación de "The Wind Waker".


La Historia sigue su curso


La línea argumental retomará la historia en el mismo lugar en el que quedó al final de la segunda entrega. En esta ocasión, y tras los percances sufridos en Band ofThieves (segunda entrega de la saga), Sly descubrirá que en la mansión familiar de sus antepasados se oculta un tesoro milenario que durante generaciones ha pertenecido a su familia, y que ha ido cayendo en el olvido con el paso de las décadas. Desafortunadamanete para nuestro mapache delincuente no todo será lo que parece, ya que al parecer no será el el único en haberse percatado de la existencia de dicha fortuna, y para cuando decida actuar la situación se tornará muy desfavorable: el grupo de ladrones que rivalizará con el en la moralmente dudosa tarea de hurtar el codiciado tesoro ya habrá comenzado su particular búsqueda. Sly no podrá permitir ver como le "levantan" su botín ante sus narices, además de la ofensa que supone ver el patrimonio familiar en manos ajenas. Es por ello que decidirá volver a formar equipo con dos viejos conocidos: Bentley y Murray.
Bentley, una rana (carterista de primera) regresará en esta ocasión ataviado en una silla de ruedas por culpa de las múltiples lesiones sufridas al final del segundo episodio. Esta minusvalía física, lejos de ser una carga a lo largo de la aventura resultará ser un hecho muy influyente en el desarrollo del juego, pues su maltrecho cuerpo le mantendrá sentado durante todo el juego en un "super-gadget", cuyas múltiples virtudes comentaremos más tarde.
Por otro lado tenemos a Murray, un peculiar hipopótamo rosa acosado por sus traumas, que decidirá volver a la acción para ahuyentar a los fantasmas del pasado, y que a pesar de sus convicciones morales (relacionadas con el espiritualismo inculcado por su maestro, un shaman australiano) no dudará en hacer uso de su prodigiosa fuerza bruta para salir indemne de casi cualquier situación.

El argumento estará estrechamente vinculado al desarrollo del título, dado que como ya hemos podido ver en la saga, en esta ocasión no será el singular mapache quien acapare todo el protagonismo. Una vez más, Bentley y Murray serán personajes completamente jugables y alternables, y las características de cada uno requerirán cooperación para la resolución de puzzles. Sly, por ejemplo, cumplirá el papel de personaje estándar a lo largo de la aventura: el conjunto de sus características será el más equilibrado de los tres, pues combinárá fuerza y salto a partes iguales. Bentley, por su parte, estará postrado en la anteriormente citada silla de ruedas, un medio de transporte con infinitud de gadgets: desde propulsores, hasta imanes que atraen carteras, pasando por puños metálicos que saldrán disparados tras ser accionados pulsando un botón. Como extra, será el pirata informático del grupo y en consecuencia, el encargado de sabotear todo objeto electrónico que impida el avance en el juego. Por último tendremos a Murray, el arquetipo de personaje corpulento, que hará uso de su descomesurada fuerza bruta contra los rivales para contrarestar la escasa agilidad que poseerá.
Aún así, habrá pequeñas sorpresas reservadas en forma de personaje jugable. Como anticipo, hemos podido saber que el pequeño shaman australiano (maestro de Murray) será manejable, y dispondrá de facultades para poseer a otros rivales.

En lo que a su desarrollo respecta, esta secuela no se diferenciará excesivamente de lo que pudimos ver en las dos entregas que le preceden. Es complicado definir el estilo por el que se ha regido la serie Sly desde su nacimiento hace tres años, pero de hacerlo, definiríamos su estilo como un plataformas que combina elementos de aventura y acción, además de pequeños toques infiltración (será habitual tener que sustraer objetos de otras personas sin que estas nos detecten, como buenos ladrones que seremos) e incluso en ocasiones, estrategia (aprendernos los patrones de conducta de nuestras víctimas o enemigos resultará esencial en momentos puntuales de la aventura para llevar a cabo nuestra misión, siempre relacionada con el hurto).

Los niveles, por su diseño y estructura, permitirán ser recorridos al libre albedrío de cada uno. Estos nos permitirá completar los objetivos del juego en un orden indistinto, hecho que hará huir al título de la tortuosa linealidad a la que acostumbran este tipo de juegos. Por ejemplo, al transitar libremente la ciudad y alcanzar un punto determinado, se activará una misión en forma de disparatado minijuego (imitando el estilo GTA), que irá desde hurtar una cantidad determinada de objetos en un tiempo determinado hasta surcar los aires en avioneta disparando a todo lo que se mueva, pasando por una disparatada competición de bebedores de limonada al más puro estilo "machacabotones". El cumplimiento de estos objetivos será la batuta que regirá el desarrollo de tan prometedor título, pues serán prioritarios a la hora de seguir avanzando, y no sobrecargarán al jugador por la enorme variedad que ofrecerán..





Mirad, ¡es Stepen Hawkins!

En la sociedad actual, hasta una rana puede robarte la cartera

Esto es un koala-Shaman. Es espiritualista

Ante ustedes, versión cutre de la serie Batman de los 70
1 2 »

Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 17 usuarios registrados y 150 invitados.
420 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García