Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Super Mario Bros 3

NES


Plataformas

11 6

Europea

Desarrolladoras/s

Nintendo

Productora/s

Nintendo

Distribuidoras/s

Spaco

Puntuación media
97,00

Análisis

Dos hermanos y un destino: salvar a una princesa.

La historia se repite y Bowser ha raptado a Peach de nuevo. Mario y Luigi recorrerán el Reino Chamiñón para rescatarla en un juego sencillamente genial.

Por Mind Reader | Publicado el día 14/01/2006 03:30

Haciendo historia

Muchas cosas nos hacen diferentes a los humanos del resto de animales, como puede serlo el hecho de ser conscientes de nuestra propia historia, de nuestro pasado. La historia está llena de personajes históricos y sucesos igualmente históricos. Eso es algo absurdo de plantear por lo elemental que resulta. Nuestra historia no sabemos si es interminable, como aquella del alemán Michael Ende, y día a día la vamos escribiendo. Lo malo de ella es que, como se suele decir, la escriben los vencedores. Y los vencidos pueden no quedar bien parados por el juicio de aquellos. Las otras historias, todas aquellas ficticias que sirven de argumento a libros, películas o videojuegos, también la escribimos nosotros, lo que deriva en que de igual manera la historia de todos esos personajes imaginarios dependa de cómo la reflejen los que escriben, que no son sino los vencedores naturales en estas lindes. Afortunadamente, los personajes de videojuegos poco interés pueden tener en su propia historia, pero no así sus seguidores, que se interesan fervientemente por sus aventuras para saber qué es de sus vidas, y de paso, que nos amenicen un poco la nuestra.

Así, en estas dimensiones paralelas que son el mundo real y los mundos imaginarios de los videojuegos, encontramos sucesos históricos que son motivo de alegría y personajes que hacen historia. Si nos remontáramos a la Alemania del año 1989 presenciaríamos uno de los momentos más importantes de las últimas décadas: la caída del muro de Berlín. En el mundo virtual, un año antes, un juego había hecho ya lo propio rompiendo las barreras preconcebidas en torno a un género en el que su "abuelo" también supuso un hito en la historia de los videojuegos. Ese "abuelo" no es otro que Super Mario Bros., el título de Miyamoto que vio la luz en Japón allá por el año 1985 y que sorprendió a propios y extraños, estableciendo las características básicas que desde entonces seguirían los juegos de plataformas 2D. Tras un atípico Super Mario Bros. 2 en occidente, la salida de la tercera entrega de Mario para Nintendo Entertainment System contentó a los numerosos seguidores que había conseguido el fontanero con el primer título y que deseaban más aventuras "al estilo clásico". Super Mario Bros. 3 se erigió como una magnífica sucesión en la saga, una espectacular secuela del clásico de NES que incluía tantas novedades y mejoras que él mismo se convirtió en otro clásico casi de forma instantánea. Mario volvía a hacer historia.

La historia se repite

El argumento de la saga Super Mario es simple desde sus orígenes. Bowser, el malvado rey Koopa, captura a la princesa Peach tratando de hacerse con el control del Reino Champiñón. Pero Mario siempre acude al rescate de la joven damisela y la saca del apuro. Cualquier título de la vertiente plataformera de los juegos de Mario, ya sea en dos o en tres dimensiones, se rige bajo esta premisa argumental para dar paso al juego en sí, que siguiendo la tradición del argumento, suele mantenerse en un alto nivel de diversión y entretenimiento. Porque en definitiva, esta saga se caracteriza por su simpleza argumental que releva todo el protagonismo a una jugabilidad que tiende a rozar la perfección. No en vano, ha sido una de las características por las que esta franquicia ha sido siempre un referente con prácticamente todos sus títulos, desde el mítico Super Mario Bros. original hasta el magnífico Super Mario 64, pasando por títulos como Super Mario World o el juego que tratamos en esta crítica, Super Mario Bros. 3.

En esta ocasión, aunque Bowser a secuestrado a la princesa como es costumbre, no ha venido solo. El argumento dio un paso adelante con respecto a los títulos previos añadiendo más personajes a la plantilla. Los Koopa Kids, también conocidos como Koopalings y, a menudo, considerados hijos de Bowser (algo de lo que no hay constancia real), están ayudando al rey Koopa a tomar el control del Reino Champiñón. El reino está dividido en muchas tierras, cada una de ellas regentada por un rey, y los Koopa Kids se han apoderado de las varitas mágicas que les otorgan a los reyes el poder de gobernar en esas tierras. Con las varitas mágicas en su poder y la princesa Peach secuestrada tomar el control total del Reino Champiñón es una tarea aparentemente sencilla. Sin embargo Mario y Luigi se pondrán en marcha para detener sus planes derrotando al mismísimo Bowser y a todos sus secuaces.

Mario regresa a la pequeña pantalla para deleitarnos con sus nuevas aventuras.

Bowser también regresa y ha robado las varitas mágicas del Reino Champiñón. Mario las recuperará.

Así devolverá la paz al Reino Champiñón.
1 2 3 4 5 »

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 24 usuarios registrados y 180 invitados.
295 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García