Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Run Like Hell

PlayStation 2


Acción, Aventura

No definida

Desarrolladoras/s

Digital Mayhem

Distribuidoras/s

Virgin Play

Puntuación media
76,00

Análisis

Corre como alma que lleva el diablo

Encarnamos a un veterano militar que regresa de una misión a su tranquila estación espacial. Lo malo es que no esperaba visita.

Por tonyjfc | Publicado el día 07/02/2006 16:38

Cuando un juego no tiene una carátula llamativa, suele atraer pocas miradas. A veces por el hecho de ser tan poco llamativa, invita a que la gente lo coja y le de la oportunidad de leer su argumento y ver las imágenes del juego en la contraportada.

Cuando lo anunciaron, sin demasiado ruido, se prometía un juego de mucho agobio y acción ambientado en el espacio. Parecía que estábamos esperando algo grande. Pero grandes son MGS, DMC y GTA. ¿Alguien conoce RLH?

¿Qué es Run Like Hell? Un título extraño que esconde sustos, un argumento de película de ciencia ficción (concretamente algo así como una mezcla de Alien y Depredador).

Pero no vamos a destripar aquí el argumento, solo a poneros en situación:

Encarnamos a Nichols Conner, un militar con mucha experiencia en combate que después de un tutorial en el que enseña a su novia a disparar, le encomiendan una aburrida misión de recogida de muestras en un asteroide cercano, y cuando regresa a la estación espacial junto a Emily, su compañera de equipo, se encuentra con que no hay nadie para recibirle. Bueno, eso es mentira, alguien le recibe y es aquí donde empieza el juego. Veremos un video en el que un alienígena "hace buenas migas" con Emily (literalmente) y al verlo, Conner no quiere ser su segundo plato y sale corriendo.

Por ese inicio se llama como se llama el juego que nos ocupa. Podríamos equivocarnos si consideramos que va a ser todo "correr como alma que lleva el diablo". Solo serán dos ocasiones, al principio y al final, ya que el resto de juego es totalmente distinto.

Esta introducción no es otra cosa que el motivo para que no nos desenganchemos del mando, una vez que se nos ha presentado dicha escena. Nada más llegar a la estación, Conner se encuentra con que han llegado invitados bastante poco civilizados, y además son capaces de doblar planchas de metal como si fueran rollitos de primavera. Por no mencionar su afición a comer seres humanos como tentempié y que encima tienen estómagos insatisfechos. Además, poco a poco, la estación espacial se va convirtiendo en una especie de ser vivo, y veremos cómo salen pequeñas criaturitas (tamaño XXL, ya que son más grandes que Conner) que al menos tienen la gentileza de dejarse matar. No como el armario empotrado alienígena que nos dio la bienvenida (y arrancó de cuajo... las aspiraciones de protagonismo de Emily) al que le resbalan las balas como si fueran de mantequilla.

Es fácil imaginar que Conner, como buen veterano, sabe las prioridades que tiene. Pero no lo consigue sin ayuda. Encontrará supervivientes que aunque también son alienígenas, saben hablar y le ayudarán en su lucha contra la raza de indeseables invasores. Unos nos recordarán a algunas razas de Star Wars, otros a depredadores, pero los "alienígenas vestidos" son nuestros amigos. Los malos son muy semejantes a los de la saga Alien, pero estos tienen una forma más humanoide (con brazos y piernas). Pero para huir del temido plagio, ninguno de los seres descritos es exacto a lo que nos recuerdan. Bien vistos, ni siquiera sabremos por qué esa raza nos resulta familiar, ya que nunca hemos visto nada igual.

Lo que empieza siendo una fuga se convierte en la peor pesadilla de los invasores, ya que no saben bien con quien se meten, y es que a Conner no se le puede tocar mucho las narices. Y más si su novia está desaparecida y tiene esperanzas de encontrarla con vida (aunque cada vez menos).
Eso sí, a pesar de que machacaremos Aliens segundones, cuando nos encontramos al primer Alien grandote y nos salga la secuencia de fuga, dejaremos de pensar que estamos ante una especie de "Contra", donde todo el juego consiste en machacar innumerables oleadas de bichos. Aquí estos salen en los momentos menos esperados, y en muchas ocasiones nos llevaremos sustos mayúsculos.

Los giros del argumento van a mantenernos enganchados hasta el final, aunque poco a poco este juego nos va dejando esa sensación de "esto ya lo he vivido", pero no acaba de ser así. Lo cual no es malo en absoluto, ya que nunca sabemos lo que puede pasar a continuación. Es como estar dentro de una película de terror, sin haberla visto nunca, y sin saber quienes van a morir y quienes vivir.

A estos es mejor no molestarlos. Suelen ser inmunes a las balas

Nuestro amigo Dator, Pred Dator

¿A que os suena este bicho?

Esos no son amigos. Lo sabremos porque van en pelotas
1 2 3 »

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 23 usuarios registrados y 142 invitados.
369 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García