Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

Medievil

PSOne



Análisis

Coge la espada y tus huesos

Un caballero esquelético regresa a la vida para derrotar a su enemigo y restaurar su nombre.

Por David Vigón Rodríguez | Publicado el día 22/03/2007 20:29

Planteamiento y argumento

Medievil fue uno de los productos estrella de PSone en la temporada del 98, y no es para menos, pues enganchó a cientos de jugadores, encantó a la crítica y alcanzó el Platinum con honores siendo un juego protagonizado por un esqueleto.
Con un nombre curioso (medieval + evil) que expresa el carácter del juego (caballeros resucitados, monstruos, maldiciones...) a la vez que describe el contexto histórico: la edad media, considerada la época negra de la Humanidad, y con un argumento aún más enrevesado en la que la muerte tiene más improtancia que la vida.
Como antecedente en el mundo de los videojuegos se puede citar a Mr.Bones (de la plataforma Sega Saturn), juego inusual protagonizado por un bondadoso esqueleto de ojos azules que debe vencer a un nigromante malvado y a su ejército de esqueletos de ojos rojos.

El protagonista es Sir Daniel Fortesque (Dani o Dan para los amigos), un caballero medieval de Gallowmere (reino ficticio) que ha regresado a la vida después de cien años muerto. La causa de su muerte y resurrección se llama Lord Zarok, un hechicero malvado que le mató en una gran batalla en la que sin embargo acabaría Zarok saliendo perdedor, para después se recluirse en su castillo y regresar resucitando a los muertos y maldiciendo a los aldeanos. Sir Dan debe vencerle para cumplir su venganza, liberar a Gallowmere y recuperar su honor para convertirse en héroe (o mejor dicho, reescribir la historia correctamente, pues él tiene gloria, pero no es merecida). Es una historia viva: a través de personajes, de libros (que se pueden leer a lo largo de la aventura) se puede desentrañar una trama que empezó hace más de cien años y que aún no ha finalizado, a pesar de que casi todos sus protagonistas hayan muerto.

Duración

El juego no es corto: tiene veintidós niveles, algunos más largos que otros. Los hay de tutorial, otros más grandes con infinidad de secretos y puzzles, o repletos de enemigos y acción, además también hay fases secretas u opcionales que no son necesarias para terminar el juego, pero sí para conseguir todos los cálices de almas y armas secretas que no se consiguen en ningún otro sitio. Un elemento común de todas ellas es un halo de color verde de la magia negra que desprendió Zarok a su paso y que indica que allí está la salida.
Completada cada fase, esta puede volver a jugarse, pues el modo de avanzar es mediante el mapa de Gallowmere (preciosamente detallado) donde se encuentra la información de cada lugar visitado (cáliz conseguido o no) y los que están aún por jugar se encuentran ocultos por una niebla. Se puede además elegir su orden.

El cáliz de almas es una de las mejores ideas del juego. Se encuentra uno en todos los niveles, generalmente escondidos, y su misión es ser rellenados con las almas de los enemigos muertos para que cuando llegue al 100% se recoja. Al finalizar el nivel Sir Daniel es transportado a La Galería de Héroes donde se reúnen las leyendas de la historia de Gallowmere: mujeres valientes, bárbaros imparables, caballeros comilones... que se encargan de proporcionar recompensas al protagonista: nuevas armas (arcos, hachas, escudos), botellas de vida o dinero.
Recorrer todos los niveles, reunir los cálices, las armas, las botellas de vida y conocer al completo la población de Gallowmere conlleva como mínimo diez horas de juego.

La imagen principal

Un poco de historia introductoria

Éste es nuestro muchacho
1 2 3 4 »

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 5 usuarios registrados y 124 invitados.
334 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García