Viciojuegos.com - Aquí jugamos todos
  

After Burner: Black Falcon

PlayStation Portable


Variedades

1

Europea

Desarrolladoras/s

Planet Moon Studios

Productora/s

Sega

Puntuación media
75,00

Análisis

La barrera del sonido

Planet Moon Studios resucita esta mítica saga arcade, que desde su ausencia ha visto como franquicias como Ace Combat, le han arrebatado el trono

Por satsuinohadou | Publicado el día 25/04/2007 16:13

El robo de unos prototipos experimentales de cazas en los hangares de una base de aviación secreta en Nevada, en el lago Broom Lake, por parte de un comando que planea revenderlos en el mercado negro, supone el arranque argumental de Afterburner: Black Falcon, la resurrección de esta fantástica serie de arcades de aviación que consiguió sorprender a propios y a extraños en plena década de los 80, con una recreativa que permitía movernos en el interior de una cabina, y crear una enorme sensación de inmersión.

Tras la salida de After Burner II, y su heredero, Galaxy Force, que también contaría con su correspondiente secuela, esta fórmula arcade que basaba su principal atractivo en el impresionante mueble, con su correspondiente palanca de manejo absolutamente real, así como en el empleo de la técnica de scalling, desapareció del mapa, como le fue ocurriendo a la gran mayoría de sagas populares de Sega.

En los últimos tiempos Sega ha mostrado un interés inusitado por revivir estas potentes propiedad intelectuales, con nuevas entregas alejadas del enfoque de reedición, actualizaciones de sistemas de juego a las actuales consolas, que permiten ofrecer un lavado de cara espectacular respecto a los originales.

Para el desarrollo de Afterburner: Black Falcon, título exclusivo de PlayStation Portable, se ha contado con Planet Moon Studios, quienes se estrenaron en PlayStation Portable con Infected, y que cuentan como desarrollos más conocidos con Armed & Dangerous o Giants: Citizen Kabuto, ambos de PC. Se está convirtiendo en una práctica habitual de Sega, colaborar con estudios independientes para la creación de diversos títulos.

La acción nos pone en la piel de uno de los tres pilotos principales del escuadrón Scramble de la Fuerza Conjunta, encargados de capturar y derribar los trece aviones de combate robados, conocidos como Assassins. De esta forma se ofrece un aspecto argumental mucho más cuidado, con el desarrollo de personalidades muy definidas para nuestros tres pilotos: la perfeccionista Tomiko Shinsei Rossellini, el materialista Harrison Bull Duke, así como el increíblemente veloz Billy Sonic Blaze. Tener que lidiar con un escuadrón rebelde liderado por el ex dirigente de Scramble, Robert Bruty, conocido como Forge, será sin duda una tarea realmente demoledora. El comandante Burden es quien nos lidera y nos encomienda las diferentes misiones que cuentan con un objetivo primario, obligatorio para superarlas, así como varios accesorios, como destruir varios puestos antiaéreos, plantas industriales, submarinos, destructores, radares, convoys, alcanzar determinadas cifras de puntos, etc.

Para cada una de las misiones disponemos de tres vidas, lo que pese al alocado desarrollo, repleto de enemigos, misiles, objetivos, nos hace tener que ser precavidos en la sabia combinación de ataque y evasión. Tras el breve resumen de los objetivos a conseguir, entramos en la pantalla del hangar, desde donde vemos los aviones que tenemos disponibles, el coste de los aviones extra, el tipo de vehículo recomendado, caza, bombardero, etc., así como la pantalla donde podemos mejorar estética y funcionalmente los cazas. Tanto la compra de aviones, como de mejoras, divididas en cinco niveles, emplea las reservas de dinero que vamos acumulando en anteriores misiones. Disponemos de actualizaciones de cañón, carga, postcombustión, misiles, lo que nos permite personalizar las prestaciones de nuestro caza. A nivel estético podemos aplicar camuflaje de desierto, aspecto de tiburón, de vehículo de competición, etc.

Con un enfoque fiel a sus orígenes, el sistema de control de los diferentes cazas resulta bastante cómodo y sencillo. El pad analógico se emplea para mover el jet, e influir en la posición de la mira de nuestro caza. El botón triángulo nos permite realizar un movimiento en espiral para esquivar los misiles más cercanos, mientras que aspa se utiliza para disparar con nuestro cañón. Las armas más potentes residen en los botones círculo, cohetes, y cuadrado, misiles aire-aire.

Por último disponemos de un freno, situado en el botón L, un acelerón, o afterburner, R, así como la posibilidad de actualizar nuestro equipo con la postcombustión atómica, L+R, que nos da una velocidad irreal.

La perspectiva utilizada para seguir la acción nos presenta un plano del avión escogido de entre los disponibles en el hangar, bastante similar al de los juegos originales. Al mover la mirilla y enfocar a los objetivos, conseguimos que su retícula cambie de un cuadrado a un círculo, lo que permite lanzar los cohetes y misiles, y justo después realizar un movimiento evasivo, maniobra imprescindible para superar los enfrentamientos contra las baterías antiaéreas.

Los enemigos aparecen en diversos grupos, y como en cualquier shooter espacial de vieja escuela, al acabar con todos los integrantes de uno de estos grupos, se nos ofrece un ítem especial, que bien nos recarga la munición limitada de cañones y cohetes, nos otorga recompensas monetarias de impresión, ralentiza la acción, o nos recupera la vida.
1 2 »

Para poder aportar cualquier tipo de contenido a VicioJuegos.com necesitas estar registrado y además haberte conectado.

Elige lo que quieres hacer:


Redactor/es o colaborador/es de esta sección: ____GEX_____, Aeternus, beto, Ender_Chief, future, Rodri, Hagaren.
Actualmente hay conectados 16 usuarios registrados y 191 invitados.
656 ms.
© Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2014 | Diseño web por Juan Palma García